Cambio de imagen y actitud mental

Julio Enrique Ortiz Cuenca

Hemos venido analizando sobre los grandes aportes de los huilenses a la civilización, a la humanidad,  progreso, desarrollo y bienestar del país; y  he recibido  mensajes de huilenses que viven en nuestro departamento y algunos en otras regiones  de Colombia y  el exterior , unos orgullosos de haber nacido en el Huila de sentirse parte de la raza opita y otros escépticos y pesimistas sobre lo que pueden hacer los huilenses como pueblo , algunos    podrían llamarse opitas vergonzantes.

Quienes residen en el exterior o en otros departamentos se sienten orgullosos de ser huilenses considerando que en las últimas décadas ha faltado liderazgo capaz de conducir y canalizar todas las aspiraciones, sueños, empuje y energía de la población, especialmente de las nuevas generaciones. Cuando viví en el exterior por casi una década como diplomático, tuve la oportunidad de visitar muchos países, encontrando huilenses empujadores, creativos, buenos trabajadores, honrados, emprendedores y “rebuscadores” que no se varan y son bien recibidos por otras culturas. Pero con frecuencia en  diferentes foros públicos y privados y en la academia  aflora el pesimismo y la creencia que los huilenses son faltos de espíritu , de iniciativa, que son “celios”,  perezosos, sin capacidad empresarial,  ambiciones, ni futuro, lo cual considero no corresponde a la realidad.

En la obra “Pensar en región” de Tovar Zambrano  encontramos citas de historiadores e investigadores que consideran que el atraso económico, problemas sociales y degradación política del departamento , se debe a la estigmatización del  huilense como ocioso, holgazán, pobre de aspiraciones , pasivo , falto de iniciativa, conformista,  “ un ser incapaz de producir y de ser un valor positivo en el enriquecimiento de Colombia “. Y otros estudios e investigaciones que consideran al huilense como un león en la guerra , de espíritu combativo y arriesgado, con altos ideales por los cuales se debe luchar y combatir, gente heroica en el trabajo, buenos trabajadores, inteligentes , laboriosos, amables, hospitalarios, honrados , intelectuales , escritores, grandes estadistas y empresarios .

Aspiramos que los huilenses recuperamos la vocación de grandeza de nuestros antepasados y que surjan nuevos liderazgos que sacudan positivamente el departamento, que las nuevas generaciones venzan los temores, tengan confianza en sí mismos y en sus propios valores, que con grandeza de espíritu tomen la decisión de afrontar los riesgos y asumir los retos que conduzcan a un cambio de actitud mental que nos permita ver con claridad más allá del horizonte.

julioenriqueortiz@yahoo.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *